KCPW-logo

Lanzando calabazas en nombre de la ciencia

05 November 2012 Written by  Jon Kovash

El lanzamiento de calabazas, Pumkin Chuckin’ por su nombre en inglés, es el evento más parecido que tiene Moab a una feria del condado, y también se ha convertido en la competencia preferida de los estudiantes de ciencias de la región, quienes contienden por trofeos y premios en efectivo. Los participantes son evaluados según la distancia y precisión del lanzamiento, así como el diseño de la máquina, el espíritu deportivo y la presentación.

Los veteranos del lanzamiento de calabazas, los Bluff Whippersnappers, se reunieron cuando tenían dos semanas más para prepararse. Dudley Beck, uno de los mentores del equipo Bluff describe la manera en que el equipo abordó el proyecto, “El diseño es prácticamente de ellos. Fueron a la Red para hacer investigación en línea, y determinaron el diseño.”

“La parte de la construcción, la porción práctica de construcción, es algo que he aprendido. En el pasado nunca había utilizado tantas herramientas como lo hice con estos chicos,” dice Jill Hook, la única chica en el equipo Bluff.

Los equipos juveniles compitieron en las categorías de honda y trebuchet. El trebuchet es una especie de catapulta que usa contrapeso para agregarle energía cinética al tiro.

Tarik Tumeh señala algunos de los problemas que el equipo está tratando de resolver, “Con nuestro nuevo trebuchet, hay muchas medidas, y debemos decidir qué tan grandes tienen que ser ciertas partes para que funcione, y tenemos que incorporar todo en un boceto.”

Spencer Beck añade, “Nosotros no lanzamos tan lejos como otros grupos, porque tenemos un trebuchet pequeño, pero somos muy precisos.”

Pero, ¿por qué lanzar calabazas? Este evento de Moab fue inspirado hace siete años por el Campeonato nacional de lanzamiento de calabazas llevado a cabo en Delaware. Es un evento de recaudación de fondos para el proyecto juvenil de jardinería de Moab, Moab’s Youth Garden Project, que mantiene un jardín comunitario y su propio programa de educación científica. “Es una cosa bastante peculiar que sería todo un éxito o todo lo contrario. Se haría popular y las personas la adorarían, o no la comprenderían del todo,” dice el director Delite Primus.

Y realmente alcanzó popularidad. Este año la división juvenil creció de uno a seis equipos. En la escuela secundaria Moab, el departamento de matemáticas creó un equipo llamado Paintball Pirates, que atrajo a estudiantes de matemáticas y ciencias, incluyendo a Damian Souell y Damian Pogue.

“Parece algo nuevo, una buena oportunidad para salir y hacer algo distinto a permanecer adentro jugando videojuegos todo el día,” indica Souell.

“Fui al evento de lanzamiento de calabazas el año pasado, vi algunas de las cosas locas que estaban construyendo y me interesó, dice Pogue. “Bueno, el simple hecho de lanzar una calabaza en el aire para tratar de golpear algo suena bastante interesante.”

Su consejero, el maestro de matemáticas Ryan Hand, agrega, “Estos chicos se están dando cuenta que las matemáticas que aprenden en la escuela tienen una aplicación práctica.”

Otro equipo nuevo, los Thunderbirds, surgió del programa después de la escuela de Beacon, en Moab, que durante años ha tenido un equipo competitivo de robótica. Stephanie Dahlstrom, la directora de Beacon, dice que el evento de lanzamiento de calabazas era una adición natural para el próspero programa de ciencias, “Realmente tratamos de tener cosas divertidas, y conectar la diversión con la ciencia. Ellos están aprendiendo aun cuando no se dan cuenta que están aprendiendo.”

Los Thunderbirds estaban entre los equipos que montaron sus lanzadores e hicieron tiros de práctica el día antes de la competencia. “Hemos estado lanzando toda la mañana en nuestras exhibiciones. Hemos jugado un poco con el diseño, hecho algunos experimentos, y formulado algunas hipótesis. Lanzamos de algunas maneras distintas, y con diferentes tensiones, controlando diferentes variables,” dice el consejero Eric Clapper. “Pero no hemos tratado todavía de utilizar esto al máximo porque no queremos descomponer nada antes del día en que realmente lo vamos a necesitar.”

El día de la competencia, más de dos mil personas se reunieron en el antiguo aeropuerto. Animados por un público entusiasta, los equipos de la división juvenil lanzaron sus calabazas. En la recta final, los Thunderbirds obtuvieron el primer lugar con la honda, los Paintball Pirates ganaron con el trebuchet, y los Whippersnappers realizaron el lanzamiento más largo, de 110 pies.

 LOCAL MUSICIANSTHUNDERBIRDSSLINGSHOTTREBUCHET

Additional Info

comments powered by Disqus
Calling on Students, Teachers and Parents
  1. Do you want us to profile your school's class or your own student project? Do you have a blog that will let people know about your science class? Then send us the information and we'll see if we can get your project on our site.

  2. Your Name(*)
    Please let us know your name.
  3. Your Email(*)
    Please let us know your email address.
  4. Your School(*)
    Please write a subject for your message.
  5. Short Description of the Project(*)
    Please let us know your message.
  6. Type these letters
    Type these letters
    Invalid Input